¿Interesado en un divorcio simple y sin problemas?

Con el paso de los años, las personas se han visto animadas a encontrar nuevos horizontes y una vida más feliz. Es por esto que muchas personas han optado por el divorcio como una manera de buscar cambios en su vida. Y, de esta manera, los divorcios se han convertido en algo del día a día, no una cuestión trascendental que marca de manera definitiva a los implicados.

Teniendo lo anteriormente mencionado en cuenta, es importante recalcar la creciente presentación de divorcios acordados, sin pleitos ni dificultades que permita a las parejas tomar una decisión madura para el mejoramiento de la vida de todos los implicados. Es aquí cuando entra el concepto de divorcio simplificado.

¿Qué es el divorcio simplificado?

En los Estados Unidos, la mayoría de los estados ofrecen una modalidad de divorcio rápido, eficaz y libre de problemas. Para acceder a esta clase de divorcios, es importante que la pareja cumpla ciertas características. Por ejemplo:

  • La pareja no tenga hijos menores de edad
  • La pareja no tenga bienes conjuntos que superen cierto valor económico
  • La pareja haya convivido por un período relativamente corto

Estas características son unas guías que permiten entender que un divorcio simplificado consiste en, primordialmente, un acuerdo entre todas las partes que no genera conflictos legales que necesiten solución en un juzgado. Sin embargo, es importante comprender que casi todas las parejas pueden pasar por un divorcio simplificado, siempre y cuando haya un acuerdo previo entre todas las partes. Y, es por esto, que al momento de comenzar un proceso de divorcio simplificado, es crucial la ayuda de un abogado especializado en el tema.

Ayuda legal para el divorcio simplificado

Precisamente la idea primordial en el divorcio simplificado es que no hayan problemas al momento de querer entrar en un acuerdo. Es por esto que, para dejar en términos adecuados los diversos proyectos y pertenencias de la pareja, es importante que un abogado especializado en el tema pueda servir como mediador y como apoyo al momento de emprender un divorcio simplificado.

Las razones son diversas, pero las más importantes son:

  • Un abogado experimentado en esta clase de casos sabrá cómo encontrar los puntos de acuerdo que resuelvan los inconvenientes que esté presentando la pareja al momento de dejar las condiciones claras.
  • El abogado ayudará al procesamiento de todos los trámites y papelería necesaria para lograr un divorcio simplificado sencillo y eficaz.
  • Lo más importante es que un abogado que conozca de estos temas sabe cómo manejar situaciones de este tipo. El consejo de una persona experimentada en el tema es invaluable para el proceso de separación. A pesar de que se quiera llegar a un acuerdo maduro, no cambia que las condiciones de un divorcio estén cargadas con altas emociones. Y, es por esto, que la seguridad que brinda un abogado en estas circunstancias es invaluable en todos los casos.  

Compartir